Tener un perro, una excelente elección para tu salud física y mental

De seguro en algún punto de tu vida haz querido tener un amigo con el que puedas ir a pasear, tomar el sol, que siempre se encuentre cuando lo necesitas, que no te exija nada y siempre tenga los brazos abiertos para ti, o quizás las patas. Sí, las patas y es es que un perro es ese amigo incondicional que nunca pedirá nada a cambio pero siempre estará allí, sin necesidad de recurrir a losamarres de amor.

Puntos favorables para las personas que tienen un perro, o más

Siempre va a existir esa persona que quiere empañar tu felicidad con tu mascota, pero son diversos los beneficios que aporta tener un can en casa, así que apunta la lista y ve por uno si aún no lo tienes.

Activa tu cuerpo

Un simple paseo junto a tu perro varias veces al día, para estirarse, disfrutar del ambiente, hacer sus necesidades, y estimular nuestro trabajo aeróbico, pues caminar nos resulta a los humanos de gran beneficio corporal.

Activar la vida social

No sólo se baja de peso cuando se hace una caminata con la mascota, sino que gracias a ello se conocen nuevas personas que realizan la misma actividad que nosotros, o que siempre se encuentran al paso. Se enriquece la actividad cardiovascular, y se despeja la mente.

Y si no tienes pareja, pasear a tu perro es una maravillosa oportunidad de encontrar al amor de tu vida o a unas excelentes amistades con las que puedas compartir día a día. Aunque todo dependerá de tu actitud.

Una de las mejores terapias

En los últimos años se han realizado investigaciones que han arrojado resultados maravillosos en cuanto al efecto de la compañía de ciertos animales cuando existe algún tipo de síndrome, alteración nerviosa, u otro estado de salud, donde el perro es el más indicado como soporte emocional o de terapia, y no tanto para niños, sino a personas de todas las edades y sexo.

Se minimiza el estrés

Suele ocurrir justo en el momento en que acaricias a un perro, intercambia cariño con el o juegas. El efecto es impresionante, pues el estrés suele desaparecer sin que lo notemos, disminuyendo la producción de la hormona del estrés, el cortisol.

En consecuencia el ritmo cardíaco se estabiliza al igual que la presión arterial. A ello, las investigaciones le suman que el nivel de colesterol se controla evitando de esta manera algún ataque al corazón.

Te atrapa la felicidad

Una de las cosas que jamás harán los perros es dejarte solo. Ya eso es un aliciente para quienes se quejan de siempre estar sin compañía, estos amigos fieles en todo momento te acompañarán por lo que la tasa de mortalidad disminuirá solo con una caricia. Las personas que suelen cuidar perros, no poseen signos de depresión y son personas bastante positivas.

Serás una persona más confiada y segura

Cuando se tiene un perro nos sentimos seguros día a día, tanto porque siempre están a nuestro lfo, como porque ante un peligro ellos siempre saldrán a defendernos, resultando un sistema de seguridad bastante seguro.

Autor entrada: Editor